Justicia

Este texto se me ocurrió al escuchar la noticia de que en Can Brians 2, un preso había apuñalado a otro que estaba a punto de salir con la condicional alegando que era un pederasta. En ese momento me pregunté… ¿Debemos hacer justicia cuando la misma justicia no la hace? Si te digo la verdad, no tengo la respuesta porque sé que no está bien infligir cualquier tipo de dolor y/o matar, pero tampoco me sabe mal que haya un pederasta menos por la calle.

De todos modos, la realidad estaba muy lejos de lo que primero informaron, ya que al parecer todo pasó por un ajuste de cuentas. Y el que, en un principio, parecía el gran justiciero, estaba ahí por asesinato y no sé cuántas cosas más. Así, que nada… Igualmente, a mí ya se me había encendido la bombillita y me había montado mi propia historia. Aquí te la dejo…

Sabía de todo lo que era capaz. Él mismo, le había confesado con una depravada sonrisa en la boca, que lo volvería a hacer y que disfrutaría más que las veces anteriores. Y es que no podía contenerse, le gustaba mirarlas, hablar con ellas y, especialmente, tocarlas. Eran tan dulces y angelicales, decía siempre. Mientras lo escuchaba se le revolvían las tripas y los ácidos estomacales ascendían violentamente por su esófago. Lo odiaba. Un monstruo, eso es lo que era. Un degenerado que no merecía la libertad.

 

Y allí mismo, en un rincón del patio, con un punzón, fabricado con cinta americana y alambre oxidado de la cerca, hizo justicia. Asestó tan rabiosamente el pincho en su arteria femoral izquierda que el desgraciado cayó bruscamente al suelo, golpeándose la cabeza con el cemento. La sangre borboteaba de su pierna y, también de su cráneo. Intentaba gritar, pero su glotis no emitía sonido alguno.

 

La escena era grotesca a la par que gratificante. Aquella era la muerte que merecía, lenta y angustiosa. Podía oír a los guardias aproximarse. Ya era tarde. Ahora, nunca más pondría sus asquerosas manos sobre ninguna inocente criatura.

FIN

Foto de Hédi Benyounes en Unsplash

¿Te gustó? Espero que el relato sí, pero no la sangrienta situación.

¿Qué harías tú, en el caso, de que la primera hipótesis fuera la real? ¿Estarías a favor de que se hiciera justicia?

Dame a conocer tu opinión, me interesa saberla. Gracias

2 comentarios en «Justicia»

  1. Com vaig comentar la darrera vegada: molt ben escrit, et fa viure el que contes i tractes temes molt interessants per a fer reflexionar. La qüestió que presentes és un debat etern, però la pregunta clau és ¿qui és prou savi i innocent com per a fer de jutge i botxí sense acabar sent com el reu a qui considera mereixedor de la pena? Jo no! per més que em repugni el mal que fa i tingui la bona intenció d’evitar-lo. Però… el debat resta obert!

    Responder
    • I tant que resta obert! És quelcom impossible de respondre i moltes voltes debatut. Ho deixem aquí perquè cadascú reflexioni. Gràcies Josevi

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: