ALICIA y sus buenas causas

Te cuento la historia de ALICIA, la cual, al fin, se dio cuenta de que solo con las buenas intenciones no es suficiente para conseguir cambiar las cosas.

Es necesario mucho más. Hace falta la colaboración de otras personas, ya sea en forma de voluntariado o económica. Y para ello, nuestra entidad debe darse a conocer.

A ALICIA siempre le ha gustado cuidar de los demás, luchar contra las injusticias y dar consuelo y amor a los que en ese momento lo precisaban.

Y digo siempre, porque con solo ocho añitos recuerdo que una vez llegamos de la escuela y antes de sentarse a merendar me pidió que le hiciera para el día siguiente dos bocadillos para almorzar, uno pequeño para ella y otro más grande para la señora sin hogar que cada mañana veía sentada en un banco frente a su colegio.

En otra ocasión, cuando tenía unos diez años, nos trajo a casa un perro abandonado de la calle. El pobre estaba empapado, porque llovía, y helado, porque era invierno; además de sucio y maloliente. Al final lo llevamos al veterinario y, hasta hace bien poco, ha sido nuestra mascota. Descansa en paz Tommy.

Sí, ALICIA siempre ha sido así, siempre se ha esforzado por los demás, siempre ha querido hacer el bien. Y lo ha hecho en silencio, sin reclamar atenciones ni aplausos. Y no. No solamente lo ha hecho y lo hace por los demás, sino también por ella misma, porque gracias a eso se siente bien y con la conciencia tranquila.

Lo que pasa es que tal como ha ido creciendo también ha ido conociendo otras realidades y han ido aumentando sus pretensiones. Y, a pesar, de saber que la vida no es justa y que las personas podemos llegar a ser muy poco humanas. Ella continúa queriendo hacer algo para remediarlo, aunque sabe que sola es complicado.

En, algunas ocasiones, ALICIA ha contado con la ayuda de familiares y conocidos, pero no es suficiente. Precisa de más apoyo para seguir luchando por sus buenas causas. Aunque sabe que no es fácil.

 

¿Quién es ALICIA? ¿No la reconoces?

ALICIA es aquella Asociación Llena de Ideas y Carente de Inversión y Apoyo. ALICIA es aquella agrupación del ámbito de la Economía Social, Solidaria y Cooperativa de la que formas parte.

Tu entidad, al igual que nuestra protagonista, ha ido haciendo poco a poco, sin publicidad ni reconocimientos y, aunque ha contado con la ayuda, desinteresada e intermitente, de voluntarios y voluntarias.

La verdad es que, para poder continuar haciendo de esta, una sociedad mejor y no correr el riesgo de desaparecer, es preciso contar con el respaldo económico y humano, de manera permanente y continua, del resto de la comunidad. Para ello, es esencial darse a conocer y, de este modo, atraer nuevo voluntariado y también asociados que colaboren en esta dura tarea.

No hablo de premios y ovaciones, ¿quién los necesita cuando hace algo que le satisface y reconforta? Hablo de darse a conocer públicamente y explicar las diferentes actividades que realizamos para contar con el máximo apoyo sea del modo que sea.

Interpelo a la importancia de difundir nuestros objetivos e iniciativas como asociación de la Economía Social, Solidaria y Cooperativa. Y no para crecer y crecer y ser como las grandes. No, sino para poder hacer un poquito más por los demás.

Foto de RD Smith en Unsplash

¿Te sientes identificado con ALICIA?

¿Tu entidad necesita empezar a comunicar o mejorar su comunicación?

2 comentarios en «ALICIA y sus buenas causas»

  1. M’ha agradat molt el pas d’Alícia-persona a ALÍCIA-entitat, fa pensar i si vas estirant del fil de la comparació dóna molt de joc.
    I el plantejament general me pareix molt interessant, adient i necessari.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: