¡Señores y señoras, con todos ustedes...!

De la unión de mis conocimientos sobre las redes sociales y mi entusiasmo por el tercer sector nazco yo. 

¡La única e inigualable, Community Social!

Soy una Social Community Manager picada por el bichito radioactivo de las buenas causas. Me presento ante las organizaciones del ámbito social sin capa ni mallas ni ropa interior por fuera, dispuesta a ayudarlas a darse a conocer y promocionarse a través de las redes sociales.

Desde aquí quiero dar mi apoyo a aquella entidad sin ánimo de lucro que precisa de algún tipo de estrategia en comunicación, pero no tiene mucho presupuesto para llevarlo a cabo.

Desde esta atalaya en la que me encuentro, con el pelo al viento y mis ojos puestos en un futuro mejor, ofrezco mi colaboración a aquella ONG que:

No está muy metida en las redes y necesita ponerse las pilas para darse a conocer

Quiere difundir sus acciones entre sus asociados y/o voluntarios a través de las redes y/o un boletín

Necesita ideas innovadoras para presentarse ante nuevos usuarios o fidelizar los ya existentes

Busca crear contenidos para su blog

Debe llevar a cabo una rueda de prensa o presentación y quiere convocar a los medios y/o personas invitadas

¿Solo proyectos sociales?

¡Nooo! Cualquier propuesta interesante y digna será contemplada, aunque si soy sincera prefiero los proyectos a pequeña escala, con pretensión más local y reducida, y que por ende, tienden a completarse y permiten una comunicación directa y clara con todos los implicados.

¿Eso significa que también te interesan las Pymes?

¡Y tanto! Yo encantada de poder ayudar a una Pyme, lo que pasa es que pienso que ya hay grandes profesionales que les ofrecen su ayuda y también que en las empresas pequeñas la filosofía imperante es el Do It Yourself (DIY).

De acuerdo… ¿Por qué entidades del Tercer sector?

Como superhéroe al rescate del ámbito social sé que son muchas las adversidades. Es mucho trabajo por poco dinero, pero no tengo miedo. ¡Quiero hacerlo! Y lo quiero hacer porque creo que:

Para una ONG el DIY es algo impensable, ya que son muchas las tareas que debe desarrollar para llevar a buen puerto su proyecto.

Son muchas las ONG’s con pocos recursos económicos que precisan de un empujoncito para darse a conocer y así aumentar su capital para las buenas causas.

Ya tengo una edad para andar con chiquitas. Quiero trabajar en aquello que de verdad me gusta y me hace sentir bien conmigo misma.

¿Sóis una asociación o similar?

Contactad conmigo si creéis que os puedo ayudar. Yo encantada. Por falta de ideas y ganas no será.